Box First Class

Máxima comodidad del paciente durante su tratamiento

Inspirado en los asientos de avión de primera clase, Box First Class ha sido diseñado para ofrecer la máxima comodidad y confort al paciente y su acompañante durante el tiempo de espera de un postoperatorio o el tratamiento de quimioterapia. Como elemento separador permite crear diferentes distribuciones según las características del espacio, garantizando en todo momento la privacidad de sus usuarios.

Todas las prestaciones para un espacio humano.

Box First Class es un elemento separador de espacios diseñado para el proyecto del Hospital de Día del Centro Oncológico de GenesisCare y Corachan. Su función es la de acomodar un paciente y un acompañante durante el tratamiento oncológico o postoperatorio, creando un entorno amable y personal que ayude a suavizar la dificultad propia de estos momentos.

Box First Class: la unión total de tecnología y confort.

EQUIPADO. Box First Class mantiene siempre todas las prestaciones sanitarias técnicas con conexiones integradas de gases medicinales, e incorpora también una alarma médico-paciente.

CONFORTABLE. Incorpora detalles y elementos característicos de un asiento de avión de primera clase, así como un televisor orientable, elementos de conectividad y cargadores USB. El nicho más cercano al paciente sirve de repisa para depositar objetos personales o cualquier elemento que pueda serle necesario, asegurando un espacio íntimo que ayuda a reducir su estrés y dar respuesta a todas sus necesidades.

ADAPTABLE. El sistema de separadores rígidos está conformado por tres elementos de distintas geometrías: gracias a su diseño modular, pueden configurarse diferentes distribuciones según las características del espacio, el volumen de pacientes, o la orientación que se quiera conseguir para que los pacientes tengan las mejores vistas al exterior.

PRIVADO. La forma del box en “L” aporta privacidad al paciente en dos planos verticales, y la conjugación de diversos separadores aporta un tercer plano de cierre del espacio. El lugar reservado para el cuidado del paciente y la máquina del tratamiento, en caso de que sea necesaria, se sitúa en la esquina donde se unen las dos paredes verticales, mientras que el espacio entre los separadores puede incluir una segunda silla para el acompañante del paciente.

CÁLIDO. Los materiales utilizados aportan durabilidad y calidez a través de la superficie principal de madera y Corian, cualidades que los hacen ideales para entornos sanitarios cumpliendo con las especificaciones técnicas de limpieza y durabilidad. Las tiras LED integradas en el mobiliario generan una luz suave y difusa que destaca las geometrías y texturas del elemento separador.